Principios del Puerta a Puerta


Acerca al ciudadano la problemática de los residuos


El sistema puerta a puerta se sustenta en una filosofía muy concreta: acercar al ciudadano el problema de los residuos para hacerlo partícipe del mismo como primera forma para minimizarlo. Hay dos líneas estratégicas muy diferenciadas para afrontar el reto de la generación abusiva de desechos:

1) Implantar la más alta tecnología al final de la cadena de los residuos y tratarlos, reciclarlos o transformarlos con la máxima eficiencia, pero a cambio de alejar también el problema de la gente. Por ejemplo, actualmente la población no vive ni conoce, ni siquiera es suficientemente consciente del problema de la basura, ya que cada día la vierte en un contenedor y simplemente al día siguiente ha desaparecido.

2) Modificar los hábitos de consumo para producir menos desechos y hacer una separación en origen, para su recogida por separado. A partir de este punto, todas las fracciones se tratan de manera independiente.


Apostar por un sistema de recogida Puerta a Puerta es apostar por un sistema de recogida selectiva de residuos que no sólo supone recoger de forma diferente, sino que también supone una gestión de todo el ciclo de los residuos municipales eficiente, transparente y ambientalmente correcta. Recoger los residuos puerta a puerta signifca animar a la población a hacer un esfuerzo ambiental importante pero al mismo tiempo reconocerle este esfuerzo en forma de una gestión muy correcta de sus residuos y, por lo tanto, revirtiendo directamente sobre el ciudadano el mérito de una labor bien realizada.

Contacto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies