Objetivos

Conseguir una alta tasa de reciclaje


España no cumple con la tasa de reciclaje establecido por la UE ni lo va a conseguir a corto plazo (la UE ya nos ha dado un aviso de que comencemos a cambiar la política de residuos). Este sistema de residuos ha demostrado ser el que mayor tasa de reciclaje consigue llegando a datos del 80% y 90%, muy por encima de lo que exige esta nueva normativa de la UE.

Supone una gestión de todo el ciclo de los residuos municipales de una manera eficiente, transparente y ambientalmente correcta. Recoger los residuos puerta a puerta signifca animar a la población a hacer un esfuerzo ambiental importante pero al mismo tiempo reconocerle este esfuerzo en forma de una gestión muy correcta de sus residuos y, por lo tanto, revirtiendo directamente sobre el ciudadano el mérito de una labor bien realizada

Aumentar la participación en el reciclaje


El primer objetivo es conseguir que la gente aumente su tasa de reciclaje que permita recoger más cantidad de residuos valorizables y de muy buena calidad, y reducir la cantidad y fermentabilidad de la fracción resto.

Facilitar la separación en origen


Para alcanzar el primer objetivo, debemos facilitar todo lo posible la separación en origen y la participación en los servicios de recogida selectiva:

- Acercando a los usuarios (vecinos y comercios) los servicios de recogida selectiva recogiendo los residuos en la puerta, en días y horarios adecuados a las necesidades de cada fracción y de cada tipología de usuario.

- Facilitando material y herramientas para separar los residuos lo más cómodo posible: cubos para la materia orgánica, bolsas compostables, folletos informativos y tarjetas para recordar el horario semanal de recogida, etc

Dificultar a quien no quiere reciclar


Es tan importante ponérselo fácil a quien quiere reciclar que ponérselo difícil a quien no quiere. Debemos limitar lo justo y necesario la recogida de la fracción resto, de modo que participar en la recogida selectiva deja de suponer un esfuerzo añadido, al revés, el esfuerzo viene en no reciclar.

Conseguir un municipio más limpio


Al priorizar la cercanía y el reciclaje conseguimos un municipio más limpio, ya que con la retirada de contenedores de la vía pública evitamos todos los problemas que conllevan como desbordes de contenedores (evitando problemas de malos olores, entre otros) y ganamos espacio público. Esto en algunos municipios puede ser muy importante

Alcanzar una gestión de calidad


Debe alcanzarse un nivel de gestión de los residuos municipales de calidad desde el punto de vista:

- Político y Social: Aceptación, reducción de los conflictos y participación ciudadana.

- Técnico: Objetivos y criterios claros y transparentes.

- Económico Optimización y distribución de los costes, financiación a medio y largo plazo etc.

Concienciar sobre la problemática de los residuos


Gracias a la participación de los vecinos y el ver que reciclar puede ser más sencillo de lo que parece, conseguimos una mayor motivación en este campo y que se preocupen más por la problemática de los residuos, en particular, y del medio ambiente, en general.

Contacto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies